¡Oferta!

Edifil 2840/3. Serie Grandes Fiestas Populares. 4 valores **1986

0,40 IVA INCLUÍDO

10 disponibles

Descripción

Edifil 2840/3. Serie Grandes Fiestas Populares. **1986

Fecha Emisión

5 febrero 1986

Nº EDIFIL

2840/3

Título Serie

Fiestas Populares

Formato

40,9 x 28,8 mm

Color

multicolor

Dentado

13¼

Impresión

Huecograbado

Imprenta

FNMT

Tirada

4.000.000

Tipo de correo

Ordinario

Validez Postal

indefinida

Valores de la Serie

4 (2840-2843)

Carnaval de Cádiz.

El carnaval, la fiesta popular y multitudinaria por antonomasia, es tan viejo como nuestro mundo occidental. Paganos y cristianos lo celebran desde tiempo inmemorial. Griegos, romanos, pueblos bárbaros, hombres rudos del Medievo gentes refinadas y cultas del Renacimiento o de las edades moderna y contemporánea lo incluyen en sus efemérides. Las carnestolendas, abstinencia de carne, tienen un gran arraigo en España.

Semana de la música religiosa en Cuenca

España es una de las naciones del Medievo cristiano más rica en fondos musicales religiosos. Ahí están para atestiguarlo el “Códice musical de las Huelgas” (Burgos), las “Cántigas de Santa María” del rey Don Alfonso X el Sabio (Toledo y El Escorial) y las innumerables partituras, que por desidia y olvido, yacen cubiertas de polvo en los archivos de nuestras viejas catedrales y monasterios.

Cuenca, se distingue de las demás capitales españolas no sólo por la catedral gótica normanda y sus casas colgantes sino también por la celebración de las Semanas Santas de música religiosa.

Estas jornadas nacen bajo el lema de Manuel de Falla “sólo a Dios y el honor y la gloria” en 1962. Son los creadores su comisario Ángel Martínez Soriano, capaz, entusiasta y tenaz y Antonio Iglesias, uno de los más eruditos musicólogos de nuestra patria, que asume la dirección técnica.

Año tras año, todas las Semanas Santas conquenses, la música religiosa en sus dos variantes, compositiva e interpretativa y merced a virtuosos y especialistas de todos los países, son un puro gozo para los melómanos. Sirven de escenario el recinto romántico de Arcas, la antigua iglesia de San Miguel considerada como la más bella sala de conciertos de Europa y el templo de los Padres Paúles.

Romería del Rocío, Almonte (Huelva)

La Romería de la Virgen del Rocío, la Blanca Paloma como afectivamente es llamada por los andaluces es, no sólo por la devoción que inspira, sino también por el número de romeros que asisten a su fiesta, una de las primeras manifestaciones de nuestra Patria. Los seis mil congregantes de 1847, han llegado en la actualidad a cifras multitudinarias increíbles.

Este fenómeno de masas religioso, folklórico y turístico es tema muy debatido por historiadores y sociólogos. Al lugar, se accede por un largo camino, una llanura espaciosa y pintoresca salpicada de olivos y pinos que tiene una singular belleza: es el paisaje marismeño en toda su pureza. Interminables caravanas de carretas, tiradas por bueyes y mulas, vehículos de todo tipo y gentes a caballo, marchan hacia la ermita: multitud de miembros de las diversas cofradías, beben, rezan, cantan y bailan, como sólo saben hacerla los pueblos del sur.

Y todo ello motivado por un ancestral espíritu religioso, que se pierde en la noche de los tiempos. La tradicional romería del Rocío, de honda raíz popular, con sus cultos jerarquizados, en los que ocupa el lugar de honor la Cofradía de Almonte es uno de los espectáculos de masas en el que la realidad supera a la imaginación.

Misterio de Elche (Alicante)

El Misterio o Festa de Elche es un drama sacro-lirico totalmente cantado en verso valenciano, que escenifica la Muerte, Asunción y Coronación de la Virgen María. Es el único ejemplar vivo del primitivo teatro religioso medieval, que continúa celebrándose en el interior de un templo por especial concesión del Papa Urbano VIII en 1632, salvando la prohibición del Concilio de Trento que hizo desaparecer las innumerables representaciones análogas que tenían lugar en toda Europa.

Su origen se remonta al siglo XIII y su valor artístico es excepcional, no sólo por la belleza de sus melodías primitivas, sino también por su modificación polifónica, realizada en el siglo XVI, por los maestros Antonio de Ribera, Juan Ginés Pérez y Luis Vich, contemporáneos de los famosos Palestrina, Lassus y Victoria.

El Misterio de Elche fue declarado Monumento Nacional en 1931 y tiene concedidas, entre otras distinciones, la Placa de Oro Al Merito Turístico y el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Edifil 2840/3. Serie Grandes Fiestas Populares. **1986

Información adicional

Nuevo sin fijasellos

Serie

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Edifil 2840/3. Serie Grandes Fiestas Populares. 4 valores **1986”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies